Vida Práctica - 15 meses - Colaborando en la cocina con la Torre de aprendizaje de Kutuva

21:56:00 Klara 1 Comentarios



Desde que tenemos la Torre de aprendizaje de Kutuva el peque ha empezado a poder colaborar en la cocina y está siendo una experiencia maravillosa!
Con mis otros hijos no hemos tenido Torre de aprendizaje y la verdad es que es un descanso tremendo, ya que con ellos siempre hemos usado taburete, sillas... así que siempre estás mucho más pendiente de que no se caigan. Además siendo tan pequeñín imposible empezar tan pronto si no es con una torre de aprendizaje que te de esa seguridad, ya que se mueven muchísimo. Con la Torre de aprendizaje la seguridad es mucho mayor y puedes estar mucho más tranquilo tanto nosotros como el peque. 

De todas formas, con 15 meses no nos separamos ni un momento de su lado, pero esto dependerá también de cada peque:


Es una torre que no es nada aparatosa y que no pesa mucho pese a su estabilidad, cuando sea un poco más mayor estoy segura que él mismo podrá moverla para acercarla al banco. Su estructura con escalón en la parte de abajo hace que pueda subir solo, aunque mi peque con 15 meses todavía no lo hace, dependerá de niños: 



Sus primeros contactos con la Torre fueron más bien de observar conmigo mientras el papi cocinaba. Una de las primeras actividades que le he preparado ha sido trasvasar unas fresas a un recipiente para pesarlas: 



Cuando ya estuvieron todas aprendió a quitarle el pezón: 



No sin antes explorarlo con sus manitas...



y con la boca! Claro!



Al principio no le resultó fácil, pero lo intentó...


Y lo consiguió!


Íbamos a hacer una tarta con las fresas pero fueron desapareciendo algunas, siempre es momento para un bocadito dulce no?




También Te Puede Gustar

1 comentario:

  1. Qué mono tu peque!!! Mi pipiolillo también está encantado con su torre, un ikeahack que le hizo el abuelo. Se la montamos con 16 meses más o menos (ahora tiene 21) y le ENCANTA. Y además nos permite hacer cosas en la cocina con él entretenido, no como primero que estaba en el suelo reclamando nuestra atención...

    Eso sí, procuramos no dejarle nunca solo, por las dudas... Cuando no la usamos la llevamos a otra habitacióin para que no pueda subirse.

    Feliz día!

    ResponderEliminar